Blog
Facebook  Linkedin  Twitter  Instagram  Whatsapp  Telefono

Lunes a Viernes: 9:00h a 13:00h / 15:30h a 20:00h
Sabados: 10:00h a 14:00h

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Blogger post

Las vulnerabilidades Meltdown y Spectre, problemas de seguridad que afectan a los procesadores modernos, todavía siguen ‘dando guerra’, a pesar de que se trata de un problema que se descubrió hace meses. La compañía de Redmond, Microsoft, ha lanzado varios parches para Windows 10 –y sistemas anteriores– tanto para proteger a los usuarios como para mejorar el rendimiento una vez resuelto el problema. Sin embargo, el último parche para Windows 10 April 2018 Update está provocando que algunos ordenadores no enciendan.

El problema tiene que ver con el parche KB4100347, una actualización enfocada a ‘combatir’ la vulnerabilidad Spectre y que se lanzó después de haber llegado Windows 10 April 2018 Update. Es decir, que en realidad no se trata de la actualización más reciente, aunque sí ha sido la última en llegar a algunos usuarios. Es ahí, precisamente, donde está el problema: el parche no debería haber llegado a algunos usuarios, y en estos casos está provocando problemas en ordenadores, que directamente no encienden o a raíz del parche no instalan nuevas actualizaciones que sí les corresponden.



El parche KB4100347 de Windows 10 April 2018 Update está dando problemas en ordenadores a los que no debió llegar nunca


Los problemas con el parche KB4100347, como adelantábamos, tienen que ver con que esta actualización acumulativa está llegando a ordenadores que no debería. Según algunos usuarios, esta actualización diseñada para PCs con chip Intel está llegando a PCs con procesador AMD. Y otros casos están dándose cuando lo reciben ordenadores Intel, pero fuera de la lista de chips soportados para el parche. Si es tu caso, probablemente te hayas encontrado con que el PC no arranca, o no te permite instalar nuevas actualizaciones; la solución pasa por eliminar la actualización de forma manual.

Para hacerlo, tenemos que ir al Inicio > Configuración > Actualización y Seguridad > Windows Update > Ver historial de actualizaciones > Desinstalar actualizaciones. Y aquí, como es evidente, tenemos que seleccionar este parche que está provocando los problemas que detallábamos anteriormente. A partir de esto, con un reinicio deberían desaparecer los problemas. En PCs que no arrancan, se puede hacer con una imagen de instalación desde medios externos, o con un Inicio Seguro.







Escribir un comentario














Copyright © 2016  -  Pedro J. Mondragón - Informática.