Noticias
Facebook  Linkedin  Twitter  Instagram  Whatsapp  Telefono

Lunes a Viernes: 9:00h a 13:00h / 15:30h a 20:00h
Sabados: 10:00h a 14:00h

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Algo raro está pasando con los móviles este año: en apenas varios meses, el número de terminales que se incendian y explotan a pasado se ser un dato anecdótico y curioso a convertirse en una especie de tendencia problemática cada vez más frecuente y habitual.

 

Teniendo en cuenta que lo ocurrido con el ya extinto Galaxy Note7  fue un problema puntual que le podría haber ocurrido de forma extraordinaria a cualquier marca o compañía (aunque ha resultado ser una situación bastante extraña y aún sin aclarar), lo normal es que tras haberse zanjado el tema definitivamente, el capítulo de los móviles explosivos tendría que haber quedado ya más que olvidado. Pero no.





En esta ocasión, el terminal que de nuevo se ha autoincendiado sin motivo aparente ha resultado ser un iPhone 7, modelo que, si hacemos un poco de memoria, recientemente ya se vio envuelto en una situación similar.

El accidente ha ocurrido en Australia: Mat Jones, propietario de un iPhone 7 con apenas una semana y algo de vida, decidió dejar su teléfono tirado bajo un montón de ropa dentro de su coche mientras él se disponía a asistir a una clase de surf. Sin embargo, cuando regresó al coche se encontró con la desagradable visión de verlo envuelto en humo.




Según ha indicado el medio australiano 7 News, el teléfono se recalentó y se incendió, llenando de humo el interior del vehículo en muy poco tiempo. Tras abrir el coche y retirar la ropa, se encontró el terminal y se observó que, literalmente, estaba fundido.

Aunque no hay información ni resultados claros todavía al respecto, se ha indicado que el entorno y la situación previa a la explosión pudo ser determinante: el iPhone 7 incendiado se encontraba en el interior de un vehículo aparcado cerca de la playa, siendo muy posible que la temperatura del coche fuera más elevada de lo normal. Además, las prendas situadas encima del móvil pudieron acelerar la catástrofe al prenderse.




7 News afirma que Apple ya está informada sobre el incidente ocurrido y que ya ha iniciado la investigación del suceso para esclarecer qué es lo que ha podido fallar. Además, se buscará determinar si el incidente ha sido causado por un iPhone 7 defectuoso o si su origen tiene otras causas. ¿Será necesaria otra retirada global de terminales potencialmente peligrosos, esta vez por parte de Apple?

Lee más en el chapuzas informático



Escribir un comentario














Copyright © 2016  -  Pedro J. Mondragón - Informática.